Casa Guadarrama - Mayer Hasbani
24822
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-24822,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Casa Guadarrama

El ritmo monótono que conforman las fachadas de las casas de la Calle Guadarrama se ve irrumpido por un manifiesto arquitectónico: lo habitual de la arquitectura evoluciona plásticamente para dar lugar a la Casa Guadarrama; una poesía espacial en medio de la prosa. Se trata de un juego expresionista de volúmenes interceptados de concreto y granito que sobresalen de su contexto por su diseño audaz y contemporáneo.

 

Es una casa que se descubre, se camina y se entiende a través de la exploración de sus áreas. MAYER HASBANI logró un inteligente juego de espacios que homenajea desde la contemporaneidad a la mítica Casa-Estudio Luis Barragán; como si se tratara de un bloque de concreto sólido en el cual se sustrajeron los espacios de la misma manera que un ratón hace hoyos en su queso.

 

El patio central es el corazón del proyecto. Así como el corazón transporta la sangre a las arterias, el patio controla el desarrollo y la amabilidad de los espacios. Es el elemento que integra el jardín con la terraza con el comedor y la sala, así también con los demás pisos. En el interior, el núcleo de circulación para subir al segundo y tercer piso es un elemento escultural que se desdobla en distintos planos para poder usar inteligentemente el espacio, se vuelve puente, se vuelve recámara. Con este juego de ángulos y coqueteos visuales es que se logran tan precisos detalles otorgados por la arquitectura misma, la arquitectura es su mejor ornamento.

 

Conscientes de la complejidad del sistema, la casa se diseñó para exhibir su condición de alto diseño, una especie de haute couture arquitectónico. La factura de una arquitectura bien pensada y bien lograda es lo que le otorga su aura, es lo que la hace vibrar y funcionar. La distinción entre lo público, lo privado y los servicios no existe.

 

Casa Guadarrama es un descubrimiento en una calle residencial, tradicional de la zona poniente de la Ciudad de México y a la vez una sucesión de descubrimientos en su interior.

Ubicación: Ciudad de México
Cliente: Privado
Tipología: Vivienda
Superficie: 670 m2
Fecha de Diseño: 2012
Fecha de terminación: 2014
Arquitecto a Cargo: Mayer Hasbani
Equipo: Jesus Vargas, Fátima González
Estatus: Construido

Colaboradores

Estructura: Ing. Mario Romero Castello
MEP: Instalaciones 2000
Paisaje: DLC
Fotografía: Paul Czitrom